Ultimamente hemos ido recordando los pasos que da Apple respecto a sus proyectos tecnológicos, algo que podemos resumir en que los Californianos no dan puntada sin hilo, es decir que todo esta muy bien pensado y planteado, centrándose en la experiencia de los usuarios, el diseño y un poco de su magia.

Cada vez que Apple lanza algún producto nuevo, gigantes tecnológicos desmerecen dichos productos, alegando la inutilidad de los mismos y mostrando una falsa sensación de tranquilidad que tarde o temprano termina por desmoronarse.

Eso mismo es lo que ha ocurrido ahora. Pocos meses han pasado desde que Apple presentase su Apple Watch, un nuevo equipo que no viene solo a complementar nuestros terminales iPhone o iPad, sino a dar una nueva vuelta de tuerca al binomio tecnología-persona y que según palabras de CEOs de la empresa Californiana pondría en apuros a los fabricantes Suizos, pero estos como suele ocurrir menospreciaron el nuevo producto tecnológico de la manzana.

Poco a poco la fecha de lanzamiento se va acercando, y las empresas que estaban tan seguras del fracaso de Apple, que calificaron el Apple Watch como:

“Muy femenino”

“Diseñado por un estudiante de primer trimestre”

Pasan a encontrarse algo más incomodas y a empezar a hacer los deberes para evitar otro caso “Nokia”.

TAG Heuer fabricante suizo de relojes de gama media-alta perteneciente a LVMH, ha anunciado según Reuters la creación dentro de su empresa de un departamento dedicado al estudio para la creación de SmartWatches de la casa, búsqueda de acuerdos entre empresas o incluso la compra de alguna empresa tecnológica.

Un movimiento que demuestra que Apple no va desencaminada con su Apple Watch y que las previsiones de ventas, son algo preocupantes para los fabricantes tradicionales de relojes, que se recogen de las declaraciones del máximo directivo de la marca TAG Heure, Claude Biver, que ha admitido que ha cambiado su opinión al respecto:

“Empezamos con el proyecto hace unos cuatro meses, y hemos llegado a bastantes acuerdos y alguna que otra compra.”

Un proyecto del que se habla constará de una parte mecánica clásica del reloj, acompañada de un procesador e interface desarrollado por Intel y Google que no verá la luz hasta finales de 2015.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here