Desde hace poco tiempo a esta parte Apple decidió deshacerse de todas aquellas empresas “enemigas” que usasen su tecnología o acuerdos para beneficiarse en propio, poniendo en riesgo sus propios productos.

Sacó su propia aplicación de Mapas y lo elimino como buscador por defecto (añadiendo más personalización por parte de los usuarios) para eliminar a Google de la ecuación, sacó iTunes Radio para luchar contra Spotify, etc… Y hace un par de años ha llevado esta batalla al sector del Hardware, en donde Samsung es la que más tiene que perder.

Apple se puso en contacto con otras empresas desarrolladoras de microchips, paneles, memorias, e incluso cadenas de montaje, y Foxconn ha sido una pieza importante.

La relación de Apple con la empresa Taiwanesa va viento en popa, tal es el nivel de satisfacción y compromiso de ambas, que Foxconn quiere ser una parte más importante para los Californianos y llevarse un trozo más grande del pastel según el Wall Street Journal

Foxconn, el mayor ensamblador de productos para Apple esta en conversaciones con el gobierno provincial del norte de China, para la inversión en una nueva fabrica que sea capaz de fabricar pantallas de alto nivel para los futuros iPhone y otros terminales.

Los Taiwaneses pretenden captar parte de la creciente demanda de pantallas de alto rendimiento y bajo consumo que tanto Apple como otras empresas necesitaran en el futuro, plantando así cara a Samsung, Sharp y LG

Lo que está claro es que las pretensiones de Foxconn pueden beneficiar tanto a Apple en su idea de ir eliminando a sus competidores directos, como a los usuarios finales que podremos obtener mejores equipos en el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here